Saltear al contenido principal

Sabiduría de la multitud

James Surowiecki escribió su libro “The wisdom of crowds” (sabiduría de la multitud) en 2004. Este libro exponía como teoría que un conjunto de personas toma mejores decisiones que una sola. Y se presenta a través de diversos experimentos, experiencias y anécdotas reflejadas. Este concepto fue ya introducido por Francis Galton en 1906, uno de los principales estadísticos de la historia. Haciéndolo a través de la llamada anécdota del buey de Galton.

La anécdota del buey de Galton comienza en una feria de ganado en Plymouth. A Galton le llamó la atención una competición sobre el peso de un buey. El objetivo era adivinar el peso de la pieza una vez descuartizada y preparada. Cerca de 800 personas participaron, escribiendo su predicción en un ticket de papel. El ganador se llevaría un premio. Galton recopiló todos los datos, y los analizó estadísticamente. Descubrió que la estimación media de todos los participantes estaba sorprendentemente cerca del peso real del buey (1.198 libras). En concreto se desviaba sólo por 1 libra. Esta estimación no sólo era mejor que la del ganador individual de la competición. Sino que era mejor que las cifras que muchos expertos habían dado.

La idea básica es que, a título individual, nadie (ni los expertos) es bueno haciendo predicciones. Pero comportados como un todo, la predicción única de una multitud es mucho más precisa. Agregando (correctamente) los trozos de información de la gente, las partes imprecisas se compensan con las correctas y, si la comunidad es suficientemente grande, el resultado tiende a ser veraz.

Según la teoría de la Sabiduría de los Grupos de James Surowiecki, utilizando la media de las opiniones de la multitud se pueden conseguir resultados muy cercanos a la realidad y ser capaces de predecir eventos que van a suceder. Si en cambio tomamos la opinión de un solo usuario, la probabilidad de que acierte es mucho menor que la de la mayoría.

La denominada “sabiduría de la multitud” es el fenómeno estadístico mediante el cual los sesgos individuales del conocimiento o de la estimación del mismo se anulan en uno y otro sentido, convirtiendo centenares o millares de suposiciones individuales en respuestas medias sorprendentemente precisas.

Por supuesto, no todas las masas son sabias, para acertar en la predicción es necesario que se cumplan los siguientes criterios:

– Diversidad de opinión: la opinión ha de ser privada y permitírsele que sea abierta.
– Independencia: no deberían de estar influenciados por los que les rodean
– Descentralización: cada individuo debería estar especializado en un ámbito y recurrir a su conocimiento

 

NETIN CLUB trata precisamente de conformar una opinión sobre los proyectos a inversión que son presentados. Precisamente derivada de la opinión individual de cada uno de los individuos que la componen. Esto permite minorar el error que un inversor, a modo individual, pueda cometer a la hora de decidir su inversión.

En NETIN CLUB presentamos los proyectos ante nutridos grupos de inversores. Midiendo sus valoraciones sobre los mismos. Y lo que es más importante, permitiendo la inversión colectiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba