Saltear al contenido principal

INVERSIÓN INTUITIVA

En un estudio reciente realizado por la Universidad de Amsterdam, trataron de demostrar la certeza que tienen los individuos a la hora de elegir una inversión, a priori, elegida de forma intuitiva.

Este estudio dividió a tres grupos de voluntarios. A estos se les entregaba información sobre 4 pisos sobre los que debían decidir cuál era la mejor inversión.

Al primer grupo se le facilitó toda la información sobre los mismos, de forma detallada. Además, se les permitió disponer de tiempo suficiente para poder analizar toda la información y así tomar una decisión racional.

Al segundo grupo se les facilitó toda la información, igual que al primero. Pero sin embargo se les dio tan solo 5 minutos para reflexionar sobre dicha inversión.

Por último, al último grupo se les facilitó información, pero no se les dio tiempo para escoger. Debieron de tomar la decisión de forma intuitiva, con la escasa información recibida por parte de los investigadores

El resultado fue concluyente. El mayor acierto fue conseguido por el tercer grupo. Aquellos individuos que tuvieron que tomar una decisión de forma intuitiva.

Pero, lo anterior, ¿Se puede concluir que las decisiones más acertadas son las intuitivas? Rotundamente no, pero es muy importante que la intuición nos guíe a la hora de tomar una decisión.

Pensemos que invertir en un piso no es igual que invertir en un proyecto. Pero las inversiones realizadas o basada en una gran parte en la intuición, suelen ser mucho más acertada. Así, consideramos que un inversor que tiene información de un sector, acertará más que uno que no la tenga. Pero siempre ha de empatizar con el proyecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba