Perfiles de riesgo de un inversor

Perfiles de riesgo de un inversor

Comparte este artículo

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en email

En una inversión, ante todo, se debe mantener controlado el nivel de riesgo. Todo producto de inversión tiene un riesgo medible. Sin embargo, debemos saber si ese nivel encaja con el inversor, cómo saberlo o si se está asumiendo más riesgo de lo que se puede soportar. Para ello vamos a saber los perfiles de riesgo de un inversor y cómo lo usamos en Netin Club.

¿Qué es su perfil inversor?

El perfil de un inversor se define por la relación que hay entre los riesgos que está dispuesto a asumir y los rendimientos que desea conseguir.

De esta manera, se puede hablar de inversores con un perfil conservador, moderado y agresivo. Si no estamos dispuestos a perder nada de nuestro dinero, seríamos catalogados como un inversor conservador. En este caso deberíamos estar dispuestos a aceptar un rendimiento bajo, ya que la rentabilidad está relacionada con nivel de riesgo que conlleva la inversión.

¿Por qué es tan importante conocer el perfil?

Determinar el perfil del inversor es el punto de partida para poder tomar decisiones. Si conocemos nuestro perfil podremos saber si un producto es adecuado o no. Una vez que conozcamos nuestro perfil debemos ser capaces de encontrar un producto apropiado. Un riesgo inadecuado, ya sea porque no hayamos determinado correctamente nuestro perfil, o porque los productos no encajen en él, puede provocarnos problemas.

Veámoslo con un ejemplo. Supongamos un inversor conservador, es decir, que quiere asumir un nivel muy bajo de riesgo. A este inversor le ofrecen un fondo de inversión de renta fija a largo plazo y lo contrata pensando que su valor nunca va a perder valor. Sin embargo, se produce una subida de tipos de interés que afecta negativamente al valor de sus participaciones en el fondo y cuando le informa observa que tiene menos dinero del que invirtió inicialmente. No ha ocurrido nada raro con este fondo, el problema es que el inversor no sabía donde metía el dinero.

¿Cómo se calcula el perfil de riesgo?

Básicamente, existen unas categorías de riesgo estandarizadas y esquemáticas. Dichas categorías, o perfiles de riesgo, sirven para catalogar al inversor de un modo inicial, para después ir afinando. En realidad, un inversor puede ser competitivo, exigente, buscador de riesgo, pasivo, tradicional, cauteloso, adverso al riesgo, preocupado, ambicioso, voluble, pragmático, etc.

Sea como sea el carácter del inversor, encajará con uno de los perfiles de riesgo estándares y se podrá construir una inversión modelo adaptada. El binomio rentabilidad-riesgo de una inversión nacerá de los productos que se seleccionen.

Para acotar estos productos, se parte de un nivel de riesgo máximo que pueda ser asumido por el inversor, es decir, su perfil de riesgo. En función de este perfil, que actúa como barrera protectora, se intenta conseguir la mejor rentabilidad. En concreto, un inversor puede encajar entre uno de estos perfiles:

  • Conservador (riesgo bajo)
  • Moderado (riesgo medio)
  • Agresivo (riesgo alto)

Los límites entre un nivel y otro no están estrictamente definidas. Es trabajo de un asesor financiero indagar en el inversor para definir qué perfil de riesgo tiene y poder ejercer su trabajo con efectividad.

Los asesores financieros usan métodos para calcular el perfil de riesgo. Para ello tienen en cuenta ciertas características del inversor como: Su edad, ingresos, horizonte temporal de la inversión, necesidades financieras a medio plazo, tolerancia a las pérdidas, condicionantes sociales, capacidad de generar ingresos, conocimientos financieros, situación fiscal, patrimonial, familiar y las expectativas de rentabilidad. Como vemos son una larga lista de variables.

Actualmente, con la ayuda de la tecnología, hay herramientas que pueden realizar esta labor con mayor rapidez y con una mayor precisión, ya que se apoyan en el Big Data. Una herramienta informática puede hacer gran parte de este trabajo; y dejar la puerta abierta para que el asesor aplique un criterio no cuantitativo, un juicio humano como último filtro. El resultado es una mayor eficacia.

Es una necesidad determinar nuestro perfil de riesgo como el primer paso, y factor clave para elegir el mejor producto de inversión.

Aspectos a tener en cuenta

  • Conocer el perfil del inversor no es sencillo, ya que implica valorar elementos subjetivos, difíciles de cuantificar que quizá ni el propio inversor conozca con certeza.
  • No se puede hablar de una clasificación exacta, con perfiles absolutos en los que un inversor encaje a la perfección.
  • El paso del tiempo, los cambios en nuestra situación financiera y lo que nos va sucediendo, hacen que nuestro perfil pueda ir variando.
  • El perfil suele definirse en términos globales. El hecho de ser catalogado como inversor conservador no quiere decir que no se puedan invertir parte de los ahorros en productos destinados a inversores más agresivos.

Más artículos

invertir o especular

Invertir o especular ¿dónde está la diferencia?

Los mercados financieros son un mundo fascinante, que ofrecen infinitas posibilidades y, por tanto, un abanico inmenso de estrategias para invertir o especular. Sin importar si se trate de un

prima de riesgo

Qué es la prima de riesgo

Durante la crisis financiera de 2.008 tuvimos que dominar algunos términos como la prima de riesgo que las personas normales no habían escuchado en su día a día. Más de